Canción: 21 Días (Marta Sánchez Y Carlos Rivera)

Hay veces en las que un olor de una prenda de vestir o una flor, una canción de una noche de fiesta o que te recuerda a tu anterior pareja, un libro que te regalaron y al cabo de mucho tiempo lo vuelves a ver en un escaparate, una calle por la que pasaste algo realmente formidable o simplemente un anuncio de televisión nos recuerda a una persona, a un momento vivido anteriormente, un gesto o una desagradable noticia.

Todos en nuestra vida tenemos algo así, nos gusta recordar porque nos trae una sonrisa a nuestra cara  o que simplemente queremos olvidar porque nos trae malos recuerdos.
Pero nuestra mente caprichosa, retiene unas cosas y deja en su cajón del olvido a otras, pero cuando las retiene y se repite es cuando el cuerpo reacciona de diferentes maneras, con la sonrisa, con una lágrima o simplemente como un buen o mal recuerdo.


Y algunas cosas de esas que he descrito es lo que me pasa a mi con esta canción, traen recuerdos a mi mente de situaciones pasadas y que a veces se vuelven a repetir, porque, el universo, si te muestra una cosa y no la entiedes, te la volverá a repetir hasta que la entiendas, estoy convencido que a algunas personas os traerán recuerdos bonitos y otros no tan bonitos pero no os dejará indiferentes.



MARTA SÁNCHEZ Y CARLOS RIVERA - 21 DÍAS 

Aquí estoy, roto en dos
en un mundo en silencio sin tu voz
confiando en que te haré regresar.

Hoy no se, donde estás
pero siento tu luz al despertar
demasiado amor para no luchar.

Y ahora que estoy sin ti
camino entre espinas, pero me hacen fuerte
lo que no daría hoy
por ser más virtuoso para merecerte.

Te querré, con mi verdad
aprendiendo a darme, sin esperarte 
y un momento para amar y mil para sanar
cuidando de nuestro amor.

Te querré, sin desistir
aceptando errores, que tu perdones 
y aunque ahoga estar sin ti
se que esta soledad me ayudará a mejorar.

21 días sin ti
son el eco de un salón vació
solo mi soledad me escucha llorar.

Hoy no me lamentaré
lo que no te mata, te hace más fuerte
21 días de soledad
fueron suficientes, para volver a nacer.

Te querré, con mi verdad
aprendiendo a darme, sin esperarte 
y un momento para amar y mil para sanar
cuidando de nuestro amor.

Te querré, sin desistir
aceptando errores, que tu perdones 
y aunque ahoga estar sin ti
se que esta soledad, me ayudará a mejorar.

Te querré
sin desistir
21 días de soledad.

Demasiado amor... 


Antonio Rodríguez