4 de septiembre de 2017

Sanación De La Energía Masculina

En este tiempo se está sanando la energía masculina. Masivamente comenzó el despertar de los hombres, muchos lo han hecho tiempo atrás, pero ahora nos referimos a grandes cantidades de luz dirigidas a la sanación de los hombres y al masculino en mujeres, niños, sistemas y comunidades.

Hombres que comienzan a interesarse por meditar, estar en paz. Muchos comienzan a preguntarse cuál es su misión en este planeta, como ayudar y como ser felices, y para ellos comienza esta metamorfosis que es la sanación: buscar verdades sobre sí mismos, auto observarse, pedir perdón, perdonar, sacar su ser auténtico, sanar su femenino y comenzar a vivir una vida impecable en todo sentido.

Pero la limpieza del masculino es para todos y todas, por estos días vemos mujeres que están empoderando su masculino, poniendo límites y aprendiendo a decir No más!, otras que se están aprendiendo a cuidar, a manejar sus finanzas y a no depender económica, ni emocionalmente de sus compañeros. Y muchas que por mantener un rol masculino desarmonizado y tenían descuidada la  maternidad, están retornando a sus hijos  como parte de su proceso sanador.

Otros  están dejando de esperar que el cielo o el futuro milagrosamente resuelva todo y están comenzando a ACTUAR, encargándose de su vida y tomando el timón de su barco.

Muchos están dejando de creer que la felicidad solo se alcanza cuando suceda “esto” o “aquello”, están dejando de esperar para empezar a disfrutar en el AHORA.

Hombres que comenzaron a dejar de temerle a las reacciones de las mujeres y otros que están dejando de sentirles pesar a sus compañeras y se decidieron a ser honestos, a  hablar y a ser auténticos,  ya no para dar gusto, ya no para evitar conflictos, hablar para ser fieles a sus creencias y lograr su verdadera felicidad. Y mujeres que comienzan a respetar el rol del masculino, confiando, creyendo, respetando la diferencia y dejándose cuidar.

Y Otros que decidieron seguir engañándose y engañando por temor al “qué dirán”, por miedo al conflicto o por cualquier otra justificación, entonces para estos la vida está decidiendo por ellos y está sacando a la luz todas las verdades ocultas, bajo la vieja premisa ¿aprendes o te enseño?

Hombres y mujeres infieles se están cansando de mentir y es como si de pronto para muchos un gran sentido de honestidad, transparencia y lealtad estuviera surgiendo. Unos porque la rueda del karma dio la vuelta y ya experimentaron en cuerpo propio lo que se siente ser engañado, otros porque se cansaron de recibir migajas. Pero todos en busca de la felicidad verdadera.

Perdonar a los padres, reconocer lo machistas que hemos sido hombres y mujeres, darnos cuenta como hemos  querido cambiar  a los demás o como  por falta de energía femenina sana hemos convertido  a algunos de  nuestros niños y niñas en adultos competitivos, egoístas y superficiales.

Con la sanación de la energía  masculina, las mujeres comienzan a darse cuenta que para triunfar no tienen que volverse masculinas, “ponerse pantalones”, ser duras, o competir con los hombres….(descansen, la guerra terminó, si termina dentro de ti, termina en el mundo de afuera).

Obsesión por las tareas y los resultados, endulzar el ego, impaciencia, escapismo a través del trabajo y otras adicciones, falta de comunicación, acumular dinero, hacer mal uso del poder, pasar por encima de otros, controlar, ser tiranos o intolerantes, mostrarse invencibles y sin emociones, así como sexo vacío, con mentiras, desconectado del amor y de la energía espiritual, son comportamientos que adoptamos hombres y mujeres haciendo mal uso de la energía masculina y que nos dejaron a agotados a todos y a todas.

Todos tenemos ideas equivocadas acerca de lo que es ser hombre o ser mujer y ni los hombres son máquinas de dinero, ni las mujeres son un mal necesario y por ellos estamos reconstruyéndonos, reinventándonos y volviendo a nuestra esencia de amor y comunión, del Ser y del Hacer EN EQUILIBRIO, en nuestros roles femeninos y masculinos, adentro de nosotros y en los sistemas que creamos.

 ¿Cómo son las energías masculina y femenina sanas?

Es la pregunta que estamos tratando de resolver todos, porque no queremos hombres y mujeres sumisos, ni hombres y mujeres tiranos, solo sanos, transparentes  y equilibrados, felices y guardianes de la vida, trabajando juntos.energía masculina

Así que… como ser mejores padres y madres, ser libres, equilibrados, poder expresar, amar de verdad, ser confiables, cuidar al planeta, respetar y cuidar la energía femenina, recuperar al verdadero masculino y trabajar en equipo por el bien de todos, son algunas de las inquietudes que llegan cuando comienza la tan esperada sanación del masculino en hombres y mujeres (llevábamos un tiempo sanando el femenino y no hemos terminado).