Cómo Saber Qué Energía Nos Interesa Potenciar Y Cómo Hacerlo

Cada uno de Nosotros tiene en su interior energía Femenina y Energía masculina no importa si se es hombre o mujer. Esta energía debe trabajar unida, en equipo, en armonía como dos fuerzas inseparables y debe estar disponible para nosotros en todo momento.

La Energía femenina Es:
- La energía del hogar (de donde provenimos antes de encarnar), es la luz fluida, el ser puro
- El aspecto interno de las cosas, ver más allá. Es intuición
 - Lo abarca todo, no individualiza, no tiene limites
 - La unidad
 - Está relacionada con los sentimientos, con la inspiración y busca trascender los límites del yo para conectarse con los demás.
- Receptiva
- El potencial
- La fuente de Inspiración
- Energía de sanación
- Pasión
- Es energía sexual
- Es energía que comprende

La Energía Masculina Es:

 - Es el aspecto que se enfoca exteriormente
 - Es la parte de Dios que hace una creación y toma forma
 - Es acción, lograr cosas, proyectos
 - Crea la individualidad
 - Nos separa de la totalidad para ponernos de pie solos y ser un individuo especifico
 - Es el “YO”
 - Es hacer realidad los sueños, llevarlos a cabo
 - Es protección

¿Qué Pasa Si Sólo Trabajamos Con La Energía Femenina?

 - Tengo un YO débil y vacilante
 - Las cosas son demasiado para mi
 - Se reacciona a la energía de los demás de forma altamente sensible
 - Difícil decir NO y establecer límites claros
 - Me preocupo mas por los demás que por mi mismo
 - Fácilmente arrastrado por los estados de ánimo de los demás
 - Puedo profundizar muy bien en las emociones própias y de los demás pero me pierdo en ellas
 - Incapacidad de expresión emocional por la falta de un YO masculino
 - Por no haber un trabajo con la energía masculina en equilibrio no hay una expresión del alma adecuada lo que resulta en tristeza, melancolía y depresión

¿Qué Pasa Si Sólo Trabajamos Con La Energía Masculina?

 - Hay demasiado enfoque en el mundo externo
 - Demasiada necesidad de ser reconocido y valorado por los demás
 - Se esta separado de la energía del alma que es la que nos dice que es lo que realmente necesitamos
 - Se es conducido por la inseguridad y se busca manejar esta forzándose a cumplir estándares externos
 - Por falta del norte del alma, de la energía femenina, busco el norte afuera
 - Se busca una sensación externa de seguridad volviéndonos competitivos y controladores
 - Alta dependencia de cómo actúan los demás
 - Ego tenso, ansioso, impaciente
 - Miedo a rendirse a lo desestructurado, miedo a soltar el control
 - Neuróticamente ocupados todo el tiempo, necesitan orden y planeación
 - Piensan mucho y se preocupan mucho

Ejemplo: Si estoy ante un problema

 - Y trabajo solo con mi energía Masculina: “es que no se puede confiar en nadie, Yo tengo que hacer todo.”
 - Si trabajo solo con mi energía Femenina: ” Yo sol@ no puedo, ¿si soy capaz?”
 - Si trabajo con mi energía Masculina y Femenino de forma armónica: ” ¿Que debo aprender de esta situación?” “Y ahora a seguir hacia adelante”

La Energía Masculina Protege A Cada Ser

 - No siempre hay q ser indulgente y comprensivo Nadie me tiene que dignificar, yo me dignifico)
 - Pensar en mi
 - No es espiritual tolerar cualquier cosa
 - Decir No y Decir Adiós
 - Sin culpa, sin miedo
 - No negociar mis valores
 - Aceptar, amar, guiar y proteger la energía femenina

La Energía Femenina: Amor Y Unidad

- La energía femenina nos devuelve al camino del AMOR y de la UNIDAD
“Equilibra y Sana estas energías en ti, sánalas en tus relaciones y se sanaran en el planeta”

Decreto para Armonizar las Energías Masculinas y Femeninas en ti

                                                   “Yo Soy Acción e Inspiración
                                                     Yo soy Fuerza y Amor
                                                     Yo soy Ternura y Protección
                                                     Yo soy la Unidad y la Individualidad
                                                     Yo Soy Dios en Acción”

Todo se trata de cooperación entre las energías. Las energías masculinas y femeninas han caído juntas en una larga y dolorosa lucha. Ellas también se alzarán juntas, porque una no puede estar equilibrada sin la otra. Ahora que la energía femenina está lista para elevarse de las cenizas de la humillación y de la represión, hay una urgente necesidad de un renacimiento de la energía masculina. Este renacimiento de lo masculino finalmente llegará a ser visible a una escala colectiva, pero primero se manifestará en cada uno de ustedes separadamente, hombre y mujer.”

María Paula Vélez