8 de julio de 2017

Aprende A Decir No

Cultivar la inteligencia emocional no es sencillo y una de las partes fundamentales es la de aprender a establecer límites. No tenemos porque acceder a todo lo que se nos pide, mucho menos si eso nos va a ocasionar malestar. Aquí te presentamos algunos consejos para combatir la ansiedad que nos genera decir que no:

- Acepta que no puedes con todo. Si nunca te niegas a nada terminarás abrumado, frustrado y es probable que quedes mal con alguien además de contigo mismo.

- Comprende que no estás siendo egoísta por negarte, simplemente estás respetándote y valorando tu tiempo y tus deseos.
 
- Entiende que tú eres la única persona a la cual debes mantener contento. Muchas veces aceptamos algo que no queremos por intentar complacer a los demás y nos olvidamos de nosotros.

- Deja de tenerle miedo al rechazo. Muchas veces decimos que sí a todo por temor a que se enojen con nosotros o haya alguna repercusión. No permitas que eso te intimide.
   
- Establece prioridades. Ten muy claras las cosas que son importantes para ti y a las que no quieres renunciar por hacerle favores a otros.
   
- No te disculpes ni des demasiadas explicaciones. No necesitas pedirles permiso a los demás para negarte a hacerles un favor.

Quizá las primeras veces te sientas culpable por decir que no, o creas que no fue lo correcto negarte pero te equivocas, respetarte y hacerte respetar son claves muy importantes para la convivencia con otras personas. No permitas que nadie te manipule o se aproveche de ti. Si al decir que no la otra persona reacciona con ira o intentando chantajearte lo mejor es que te alejes de ella.