Reflexión: Vivir Con Claridad (Swami Purohit)


Dicen que el ser humano es un animal de costumbres. Día tras día realizamos las mismas labores. Nos levantamos tras el molesto sonido de nuestro despertador, comemos, acudimos a trabajar… y vuelta a descansar para afrontar una nueva jornada. Nos mantenemos en nuestra rutina pues nos resulta sencillo y nos da asimismo una falsa seguridad.

Todos tendemos a llenar nuestra vida con actividades, tareas que no nos satisfacen realmente. Efectivamente ocupan nuestro tiempo y nos permiten subsistir en la sociedad, pero no nos entusiasman, no nos apasionan. Vivimos con la constante sensación de caminar hacia ningún lugar.

Sostenemos una equivocada noción del éxito. Nos parece verlo en aquello que nos rodea: anuncios de televisión, revistas, medios de comunicación… Creemos descubrirlo en conocidos, en personajes públicos, populares. Lo asumimos como tal porque así nos lo enseñaron. Fama, dinero, renombre, notoriedad, etc., son algunos de sus sinónimos.

Probablemente necesitemos un cambio de perspectiva. El éxito auténtico es subjetivo y reside en nosotros, pero necesitamos la claridad suficiente para verlo. La cuestión es ¿lograré el ansiado éxito de seguir el camino actual?

Lo que nos resultaba beneficioso en el pasado, es posible que no nos sea útil hoy. Para diferenciar lo valioso de lo que ya no lo es, es necesario ser dinámico, proactivo. No consiste en negar la realidad. Debemos aceptarla tal como es y trabajar en mejorarla. Se trata de enfrentar todo aquello negativo, todo lo que nos afecta, o prevenirlo con el tiempo suficiente si es posible.

La claridad es definida como la abundancia de luz. Poseerla nos permite visualizar nuestro objetivo, y tenerlo, tener una meta, nos ayuda a su vez a identificar las que son nuestras prioridades y a motivarnos en pro de alcanzarla. Con la claridad conseguimos formarnos un mapa de nuestra vida.

El camino espiritual real consiste en el auto-descubrimiento. Enfrentar tus miedos, tus limitaciones, será un proceso arduo, complicado en determinados momentos. A cambio y de forma progresiva irás ganando control sobre tu mente hasta trascender a todos los ámbitos. Tu alma aumenta su luz y sencillamente despierta.
  
Swami Purohit