14 de junio de 2018

Qué Es El Karma Y Los 4 Tipos De Karma Que Existen

Hemos escuchado la palabra Karma un sin fin de veces, muchos dicen que si nos va mal en este mundo es por haber hecho cosas terribles en vidas pasadas…¿Sabemos realmente su significado? Esta es solo una breve explicación de un tema bastante amplio y ambiguo para muchos. La teoría del Karma es una doctrina fundamental del budismo. Y fue precisamente el Buda quien explicó y formuló esta doctrina de forma completa, tal como la conocemos actualmente.
La ley del Karma sostiene que todo lo bueno o malo que hayamos hecho en una vida, nos traerá las mismas consecuencias de los actos para esta u otras existencias. Esto no significa que sea sinónimo de castigo. El Karma es una forma de crecer, aprender, reflexionar y evolucionar. Sin lugar a dudas, es un aprendizaje continuo. Su principal objetivo es brindar a diario diversas lecciones, las cuales debemos poner en práctica, para mejorar nuestro estilo de vida.

Y tendremos tantas vidas como las necesitemos, hasta que hayamos aprendido la lección, sostienen muchos. Quizás te preguntes si es un aprendizaje continúo entonces; ¿por qué una persona nació en cuna de oro, con grandes cualidades y otra en la absoluta miseria?, ¿Por qué existe un mundo tan desigual?, etc. Son muchas las interrogantes que nos planteamos, pero no todas tienen respuestas en esta doctrina. En este mundo nada le sucede a una persona sin que tenga una razón. Por lo general, hombres de intelecto ordinario no pueden comprender la verdadera razón o razones. 

La causa invisible definida o las causas de los efectos visibles no se limitan necesariamente a la vida presente, pueden deberse a un parto pasado. Según el budismo, esta desigualdad se debe no sólo a la herencia, el medio ambiente, naturaleza y educación, sino también al Karma. En otras palabras, es el resultado de nuestras propias acciones pasadas y las presentes. Nosotros mismos somos responsables de nuestra propia felicidad y miseria. Nosotros creamos nuestro propio cielo e infierno. Somos los arquitectos de nuestro destino.

“Un joven que andaba buscando la verdad se acercó al Buda y le preguntó acerca de la desigualdad, le dijo: ¿Cuál es la razón, Señor, por la que hay hombres sanos y enfermos, existe lo feo y hermoso, los pobres y los ricos, los plebeyos y los de alta alcurnia, y el ignorante y el sabio?” “La respuesta de Buda fue: Todos los seres vivos tienen acciones (Karma) propias; su herencia, su causa congénita, su pariente, su refugio. Es el Karma lo que diferencia a los seres humanos”.

El karma es, según las religiones dhármicas (religiones como el budismo o el hinduismo), una energía trascendente considerada invisible e ilimitada. En prácticamente todas estas religiones, se acepta el hecho de que el karma es una norma cósmica de retribución o, mejor dicho, de causa y efecto.

Los 4 tipos de karma que existen
1- El karma que es oscuro con resultado oscuro
2- El karma que es brillante con resultado brillante
3- El karma que es oscuro y brillante con resultado oscuro y brillante
4- El karma que no es oscuro no brillante con resultado ni oscuro ni brillante

El karma que es oscuro con resultado oscuro
Este karma consiste en que aquel que realice acciones corporales perjudiciales, acciones verbales perjudiciales o acciones mentales perjudiciales reaparecerá en un mundo perjudicial donde se verá afectado por personas perjudiciales y experimentará toda clase de sensaciones dolorosas.

Es decir, por resumirlo lo más llanamente posible, este tipo de karma dice que el que obre mal ya sea de acción, palabra o pensamiento, tendrá una vida donde lo común serán las desdichas.

El karma que es brillante con resultado brillante
Este karma es el opuesto al anterior y consiste en que el que realice acciones corporales no perjudiciales, acciones verbales no perjudiciales y acciones mentales no perjudiciales, reaparecerá en un mundo no perjudicial donde se vea influido por personas no perjudiciales y donde vivirá experiencias absolutamente placenteras.

Es decir, resumiéndolo de forma parca, este tipo de karma señala que la persona que obre bien, tanto de acción, palabra y pensamiento, tendrá una vida llena de personas positivas y donde vivirá experiencias y sensaciones felices y placenteras.

El karma que es oscuro y brillante con resultado oscuro y brillante
Este karma consiste en que las personas que realicen acciones corporales perjudiciales o no perjudiciales, acciones verbales perjudiciales y no perjudiciales y acciones mentales perjudiciales y no perjudiciales, reaparecerá en un mundo perjudicial y no perjudicial, donde vivirá experiencias tanto dolorosas como placenteras y donde se verá afectada por contactos de toda índole, tanto perjudiciales como positivos.

Es decir, la persona que realice acciones buenas y malas, tendrá en su vida situaciones, experiencias y personas tanto buenas como malas.

El karma que no es oscuro no brillante con resultado ni oscuro ni brillante
Este es el karma de la persona que está intentando abandonar el karma oscuro con resultados oscuros, el karma brillante con resultados brillantes y el karma que es oscuro y brillante con resultado oscuro y brillante. Este tipo de karma trasciende los tres anteriores y se entiende como el fin del karma y, por lo tanto, de las reencarnaciones.

Este es el karma que nos permite alcanzar el nirvana.