29 de junio de 2017

El Duelo Amoroso

Un buen día la persona que estaba a tú lado decide dejarte, lo que fue un gran amor ahora es un desamor, ya no está, se fue o te dejó marchar. Y te encuentras en un estado de shock, de dolor, quizás tienes el llamado síndrome de corazón roto, porque ese dolor es real, es palpable. Ahora no tienes apetito, duermes fatal, si consigues pegar ojo…, todo te recuerda a esa persona que te ha rechazado, tu ex ya no te quiere, ha decidido vivir una vida sin ti, te ha echado de su vida y a ti solo te queda respetar su decisión, aceptarlo.

Ahora lo que toca vivir es un duelo. Escuchamos la palabra duelo y temblamos, lo trasladamos automáticamente a la muerte, pero no hace falta que se dé esa situación para tener que vivir un duelo, hay duelos pequeñitos como cambiar de piso, aunque sea para tener un piso o casa más grande, pero es todo lo que dejas atrás y el miedo por lo que pueda venir, lo desconocido. Perder un empleo, seria perder una seguridad, una tensión por tener que cerrar una etapa, todos los duelos se tienen que vivir con intensidad y todos nos harán crecer, es decir adiós a un tiempo ya vivido, despedirse.

Una ruptura de pareja que nos deja la autoestima por los suelos además de una decepción importante; son muchos sueños rotos, proyectos, recuerdos, ilusiones compartidas con la otra persona, hay que afrontarlo con mayúsculas y vivir este duelo para poder salir de esta situación, levantarnos con firmeza, seguir hacia delante, no nos queda otra, vivir el presente con intensidad para tener un futuro mejor.

Una ruptura de pareja es un acontecimiento que produce un dolor y sufrimiento inmenso y es un proceso muy parecido al de un duelo por no decir el mismo proceso. A las personas que lo estén viviendo o que aun no sepan que lo están padeciendo, deben de saber que hay fases por las que han de pasar, pero para su alivio, hay un final, una superación. El dolor que están sintiendo poco a poco disminuirá y conforme vayan avanzando por las distintas etapas, ese vacío que ahora sienten, se irá llenando hasta recuperarse.

Antes de describir cuales son las fases o etapas del duelo, decir que estos pasos son muy relativos, porque cada persona es un mundo y cada cual en un momento tan traumático como éste, lo lleva como humildemente puede, sobre todo hay que ser ¨consciente¨ esa palabra me encanta. Hay que pensar que el recorrido por las diferentes etapas no es lineal, ni programado, es decir, al pasar de una fase a otra pueden quedar rastros de la etapa anterior o que también la persona vaya hacia atrás, es decir retroceda dos etapas o las avance, no todas las personas lo viven de la misma forma, no somos maquinas, ni guardan orden, ni tienen la misma duración.

Fases del duelo:

1.- Negación.
Cuando experimentas esta etapa, activas un mecanismo de defensa de la psique humana por la que se rechaza toda información que se prefiere no conocer. Es un mecanismo de defensa natural, la negación es un intento de amortiguar el efecto del primer impacto. Un estado de shock, te quedas desorientado y paralizado. Centras toda la atención en la pérdida, es como un sueño del que quieres despertar y no puedes, no tienes ganas de hacer nada, no te puedes creer que te hayan abandonado, te llegan las típicas cuestiones de: No puede ser. No, no a mí. La duración de la misma etapa puede pasar desde un día a un mes según la persona.

2.- Ira.
Aquí nos preguntamos: ¿Por qué a mí? Porqué nos ha sucedido esto, que hemos hecho para merecerlo. Cuando asumimos por fin la realidad e intentamos aun luchar contra la ella, entonces los sentimientos y las preguntas cambian. Nada te parece bien, nada te conforma y tú corazón tiene dolor, odio y rencor. Tu autoestima atropellada por la realidad necesita expresar su rabia para poder liberarse de ella, expulsarlo todo y no guardar más dolor. Esa ira inunda todo a tu alrededor y un enojo con la vida y el mundo.

3.- Negociación.
Ahora estas en una fase de negociar con la realidad. Se haría cualquier cosa si con ello se pudiera volver atrás. Es una nueva conducta defensiva que trata de evitar lo inaceptable. Se dicen cosas como… (Sí a mí, pero…) Se quiere hacer un pacto de restitución a cambio de buena conducta, son pactos en secreto que sólo la persona tiene conciencia de ello. Es algo muy psicológico, por eso hay que ser muy sinceros con nosotros mismos y pedir ayuda si fuese necesario, no hay que tener miedo a pedir ayuda, normalmente las personas que pasan por esto no tienen las herramientas adecuadas para afrontar dicha situación de perdida.
Por ejemplo: Si os hacéis un esguince, por lo normal vais al medico, pues esto es muy parecido, tenéis un dolor inmenso por una perdida y no estáis en condiciones para casi nada, el dolor es en el alma y hay que sanar el corazón y las heridas.

4.- Depresión.
Puede que se alguien haya entrado ya desde el principio o lo crea así, pero no hay que confundir un ¨shock depresivo¨ con caer en una depresión. Así que os digo que no os abandonéis, todo esto que os escribo también me lo digo a mi mismo, es una carrera de ambos. Esta es una fase del duelo donde más se atascan las personas. Aparece con sentimientos de angustia e ideas circulares y negativas. Lo particular en este caso es que estas ideas no son sólo la causa de la depresión sino también y sobre todo su consecuencia. Es más bien el resultado de la conciencia de lo ya perdido. Es un proceso lento, cuando pareces que vas por la fase tercera, vuelves a sentirte como en la fase primera y cuando vas por la quinta etapa del duelo recaes otra vez en la cuarta fase, es que van quedando restos de otras etapas y es normal que se retroceda o avance entre algunas etapas, no todas los tramos se viven con la misma intensidad ni tienen la misma duración. Tú eres el máximo observador de ti mismo. 

Debes de tener mucho cuidado de no quedarte bloqueado/a en esta etapa, es una etapa muy difícil de superar, la más complicada porque necesitas buscar un desahogo que no encuentras, añoras a tú ex pareja, los proyectos en común, todas las palabras maravillosas que os dijisteis, el tiempo compartido y esas cosas se mezclan con un millar de preguntas sin respuesta pero que te machacan a cada momento en plan bucle: ¿qué hicimos mal? ¿cómo no me había dado cuenta antes? ¿Qué nos ha pasado? Hay un sentimiento de culpa el cual no debes de dejar que te bloquee porque una relación de pareja es una cosa entre dos personas y seguro que las dos personas son responsables de tal ruptura. Así que no te machaques y hay que pensar de una manera más optimista, lanzándonos mensajes positivos y tratando de dar la mejor imagen de ti a ti mismo y a la vida.

5.- Aceptación.
En esta ultima fase se empieza a ver la luz, se acepta la pérdida y se empieza a reanudar poco a poco la integración social. Aquí aceptas que la relación se ha acabado y que hay que centrarse en el presente, es un momento muy emocional, porque se puede volver al estado de pena por tener que dejar ir la relación y un alivio por estar preparado para ello. Inicias una reconstrucción de tu vida y seleccionas a la gente con la que quieres compartir el tiempo. Ahora eres un nuevo Yo, lo has pasado tan mal que toca hacer balance, porque todo el mundo no ha estado o no has querido o no han podido estar a tú lado porque no conectaban con tú vibración y ahora que has vuelto nacer y eres una persona mucho más madura, tomas la vida por otro rumbo conectando con tú yo interno, con tú centro. 

Las personas que llegan a esta nueva etapa de aceptación suelen conquistar en su interior una paz muy noble y un conocerse a sí mismo increíbles, casi nos vamos encaminando en ese camino que es la alegría o la felicidad, porque como ya sabemos, hemos aprendido a base de palos (duros palazos) que la felicidad esta dentro de nosotros mismos y que la aceptación solamente aparece cuando la persona ha podido elaborar su ansiedad y ha resuelto sus asuntos incompletos y ha podido abandonar la postura auto discapacitada ante la depresión. Sea como sea y más allá de cuanto se tardó en llegar hasta esta cima y cuanto esfuerzo, sacrificio y ganas, a esta etapa se llega muy debilitado, liberado pero sin fuerzas y es por el esfuerzo de renunciar a una realidad que ya no es posible. Ahora toca hacer evaluación de daños y perdidas, inventario nuevo sobre el balance de su vida personal y privada.
Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por Email.

Suscríbete para recibir los últimos artículos en tu correo electrónico. Mira en tu bandeja de "spam" por si ahí tuvieras la confirmación de la suscripción.

Sobre El Blog

Este blog simplemente es el camino que voy recorriendo día a día mientras hago mi sanación. Una sanación que debí hacer muchos años atrás, pero que el universo ha decidido que sea ahora. Recomendaré, libros, videos, música, artículos, reflexiones, fábulas, cuentos espirituales, etc, que me gusten para compartir. No pretendo ser maestro, solo aprender de lo que lea y de lo que viva, para amarme a mi mismo y así poder amar más y mejor a los que me rodean.
Te animo a que comentes las entradas que aquí ponga, siempre serán bienvenidas además de ser un aprendizaje para todos.

"Este blog está dedicado a tí, que cogido de tu mano, me guiaste haciéndome ver el camino de la luz".
"El concepto que usted tiene sobre mí no va a cambiar quién soy, sin embargo sí que puede cambiar mi concepto sobre usted”. Dr. House

Archivo Del Blog

Poemas De Un Personaje Secundario

Poemas De Un Personaje Secundario
Mi Blog De Poemas

Síguenos En Twitter

Visitas Al Blog

Canal De iVoox