En La Vida Todo Llega... A Su Debido Momento

Muchas veces nos impacientamos con la vida, sentimos que no tenemos lo justo o lo necesario para sentirnos plenos o complacidos, podemos sentirnos en desventaja con respecto a las demás personas, o simplemente sentir impotencia por no obtener lo que se desea, cuando se desea.
Pero esto no quiere decir que no lo merezcamos, que no nos corresponda o que no se vaya a concretar en algún momento, simplemente que todo pasa en el momento justo y perfecto en el cual tiene que suceder.

    Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo. Proverbio árabe

Tener la sabiduría plena de recibir en el momento justo lo que tiene que llegar, es lo que nos coloca en situación de ventaja en la vida y no negarnos a aceptar las cosas porque simplemente no sucedieron cuando así lo esperábamos, todo tiene en el universo un tiempo justo y preciso, todo vibra se mueve y fluye como corresponde, siempre en justicia y así debemos aprender a entenderlo, aceptarlo y asimilarlo.

Solemos nadar constantemente contra la corriente, cuando en muchos casos es mejor tratar de ir en la misma dirección que nos depone el destino, saber reconocer las señales cuando se nos presentan y tener la disposición de leer entre líneas, de alguna manera podremos reconocer cuando estamos realmente preparados para recibir lo que nos corresponde.

Podemos sentir cierta decepción cuando nos planteamos caminos y no se abren las puertas para alcanzar la meta establecida, asumimos el fracaso, cuando simplemente nunca está de más entender que las pausas aligeran las cargas y que muchas veces no es el momento indicado para lo que esperamos, esto no significa que no llegará.

    La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado. Gabriel García Márquez

Muchas veces las cosas aparecen en los momentos menos esperados, incluso cuando las dejamos de buscar, cuando desistimos, pero en el fondo es un tema de aceptación, no nos damos cuenta de que estamos aceptando lo que se nos presenta, viviendo en el ahora y fluyendo con nuestro destino, con nuestras propias elecciones, sin presenter tensiones, sin forzar las cosas y es en este momento justo, cuando se abren las puertas, para sorpresa o no, todo llega en el momento justo.

Las oportunidades siempre se presentan, a todos nos llegan, algunas veces no tenemos la capacidad de atención de saberlas apreciar o reconocer, simplemente como se presentan de maneras distintas, no las recibimos, las rechazamos y no nos damos cuenta de que todo lo que ocurre tiene una razón específica de ser y un tiempo justo y preciso de ocurrir, basta tener el debido entendimiento y la sabia paciencia para esperar ese momento.

    El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños. Eleanor Roosevelt

Las cosas ocurren, no siempre como esperamos, no siempre como queremos, pero la vida es un ir y venir, de experiencias, de vivencias, de sentimientos, de emociones y de relaciones, está en cada uno de nosotros, abrirnos a los momentos, tener la valentía de asumir las situaciones, de enfrentarlas y de seguir siempre adelante, siempre más allá en nuestra búsqueda eternal de afinidad y de amor.

Vive cada instante como se presenta, sin lamentos ni quejas innecesarias, ten la sabiduría de apreciar el presente, de vivir atento al ahora y de no ser esclavo del pasado ni de la ansiedad de un futuro que aún no llega, observarás como las cosas van ubicándose en su debido lugar.