14 de julio de 2016

Artículo: Como Hacer Del Acto Sexual Una Meditación (Por Osho)


Hay libros sobre cómo hacer el amor. Esto muestra qué tipo de mente humana hemos producido. Consultas libros incluso sobre cómo hacer el amor. Entonces se vuelve cerebral; piensas en todo. En realidad, creas un ensayo en la mente y luego lo pones en escena. Entonces tu acción es una copia, nunca es real. Estás poniendo en escena un ensayo. Se vuelve una representación, no es auténtico. 

Simplemente entrégate y muévete con la fuerza. ¿Qué temes? ¿Por qué tener miedo? Si no puedes estar sin miedo con tu amante, ¿dónde estarás sin miedo? Y una vez que adviertas que la fuerza vital ayuda por sí misma y toma el camino adecuado, comprenderás algo muy básico sobre toda tu vida. Entonces puedes dejar toda tu vida a lo divino, que es tu amado. 

Entonces dejas toda tu vida a lo divino. Entonces no piensas y no planeas; no fuerzas el futuro con arreglo a ti. Simplemente te permites a ti mismo entrar en el futuro con arreglo a lo divino, con arreglo a la totalidad.
Pero ¿cómo hacer del acto sexual una meditación? Simplemente, entregándote se vuelve una. No pienses en ello, deja que suceda. Y relájate, no te anticipes. Éste es uno de los problemas básicos con la mente: 
 siempre se anticipa. Siempre está buscando el resultado, y el resultado está en el futuro. Nunca estás en el acto; estás siempre en el futuro buscando un resultado. Esa búsqueda de un resultado lo está perturbando todo, lo estropea todo.

Simplemente permanece en el acto. ¿Qué es el futuro? Va a llegar; no necesitas preocuparte por él. Y no lo vas a traer con tus preocupaciones. Ya está viniendo; ya ha llegado. Así que olvídate de él; simplemente permanece aquí y ahora.

El sexo se vuelve una comprensión profunda de qué es estar aquí y ahora. Ése es, creo, el único acto que queda en el que puedes estar aquí y ahora. No puedes estar aquí y ahora mientras estás en la oficina, no puedes estar aquí y ahora mientras estás estudiando en tu universidad, no puedes estar aquí y ahora en ninguna parte en este mundo moderno. Sólo en el amor puedes estar aquí y ahora.

OSHO, El libro de los secretos