21 de julio de 2017

Los Ocho Intercambios Tántricos

En la concepción tántrica existe ocho formas de intercambio entre tú y tu pareja que detallo a continuación:

1 . Smarnanam (Dedicarse a pensar en ello)

Esto es cuando surge en nuestra mente la idea de contactar con tu pareja. En la visión tántrica el dios y la diosa viven unidos en permanente contacto sexual. Son Shiva y Shakti, el hecho de que pensemos en el contacto es un impulso interior de participar místicamente del éxtasis de esa unión que ya está ocurriendo.

2 . Kirtanam (Discutirlo con otras personas)

La palabra crea y por eso una de las exigencias del camino tántrico es el recto hablar. Si hablamos de hacer el amor creamos la atmósfera correspondiente y por lo tanto se genera un campo energético de éxtasis. Ahora si tenemos una visión sucia del sexo y hablamos desde una perspectiva completamente grotesca de la unión sexual lo que creamos es diferente. Basta ver la vibración que tienen las personas que siempre que hablan en términos soeces de la sexualidad.

3 . Keli (Estar acompañado de tu pareja)

Existe un intercambio energético inevitable en la compañía de tu pareja. Como hemos visto en otros artículos se generan relaciones vibracionales entre los chakras de las personas según el tipo de vínculo que exista, y esto también es un tipo de sexualidad, de conexión de polaridades. A partir de aquí los diferentes puntos nos hablan de un misterio llamado “magias amorosas” que normalmente son enseñanzas para estudiantes avanzados en el camino tántrico, mágico o taoísta (los chinos y los magos europeos también las conocían).

4 . Prekshenam (Hacer la corte)

En este caso además aparece el tema de la seducción, o sea que aquí hay un interés en conectar con otra persona y por lo tanto el intercambio de energías comienza a crear ciertos vínculos vibratorios que tienen una existencia energética en el campo aural de las personas. Esto además produce luego sueños y proyecciones astrales involuntarias.

5 . Guhyabhashanam (Conversación íntima con personas del otro sexo)

Al crearse intimidad se genera una atmósfera diferente que permite que las almas vibren al unísono. No se trata solo de conversar, sino de que exista esa conexión íntima de corazón a corazón.

6 . Samkalpa (Desear el coito)

En la visión tántrica cuando surge el deseo este se transmuta en fuego y el fuego en conciencia o sea en luz. El deseo de la unión es el deseo de Shiva y Shakti, no se ve como algo negativo, sino todo lo contrario. Cuando surge el deseo hay que unir la conciencia a la energía deseante y no reprimir para que no haya frustración.

7 . Adhyavasayam (Firme determinación de tener sexo)

Esta es la esfera del poder mágico del sexo. Cuando hay firme determinación la energía comienza a tener un nivel mucho más importante. Así el tántrico se fusiona con esa determinación y la transforma en vitalidad y fuego.

8 . Kriyanishapatti (Copulación física)

La unión sexual tántrica en todo su esplendor, donde hay conexión espiritual, emocional, mental, energética y física. Tantra enseña que cuando los seres se unen desde lo total, sin fragmentar, sin reprimir, sino a través de una entrega completa, entonces lo que se vive es un éxtasis divino. El sexo entonces es un portal a través del cual la conciencia se eleva a los esplendores del ser más allá del tiempo y del espacio.

Estos son los ocho intercambios tántricos. El sabio manejo de las energías se relaciona con la magia del amor, es de las magias más difíciles porque el ser humano se va desconectando del entusiasmo, la alegría y el vivir enamorado de la vida. Por eso se dice que Tantra es un a enseñanza para el Kali Yuga, la edad oscura, una enseñanza que permite vivir de cada momento lo sagrado y elevarse a través de la transmutación de uno mismo, es la alquimia más pura.