Propiedades De La Lámpara De Sal

Una lámpara de sal es una lámpara creada artesanalmente perforando una piedra de sal (generalmente de sal de Himalaya por su color rosado), en la que se introduce una lámpara incandescente de manera que, gracias a las propiedades ópticas del mineral, se ilumina en su totalidad.

Tipos de Sal

Los tipos de sal que se usan para fabricar estas obras son de diversos tipos y se diferencian en color, luminosidad, conformación estética u otros. Cada una tiene una técnica de corte o forma de trabajo con diferentes características. Entre los tipos de sal con que son fabricadas dichas lámparas podemos encontrar de litio, selenita, halita, colpa común blanca, roja, amarilla…

Beneficios

Las lámparas de sal están diseñadas de roca natural de sal extraídas de la montañas de el Himalaya , éstas son usadas no solo como un objeto decorativo en hogares y ambientes, sino como un armonizador del entorno que limpian el aire y lo purifican, gracias a la emisión de iones negativos que equilibran el entorno en el que se encuentran.
En cada ambiente conviven artefactos diversos, como ser computadoras, microondas, equipos de música, TV, celulares, etc. Todos éstos emanan iones positivos que desequilibran el ambiente natural, produciendo alteraciones en el sistema nervioso de las personas, ocasionando fatiga, pesadez, dificultad respiratoria, alergias y demás efectos nocivos a la salud física y espiritual del ser humano.
Cuando las lámparas en Rocas de sal son encendidas, emanan luces de color anaranjado, y otros tonos especiales, emitiendo iones negativos transmisores de sensaciones de bienestar y equilibrando el ambiente representando así la energía de la naturaleza.

Es beneficioso para la relajación, conciliar el sueño, reducir la sensación de fatiga y estrés, mejorar la concentración, equilibrar el ritmo cardíaco y respiratorio, alergias, asma y otros problemas respiratorios, depresión, fatiga crónica, insomnio, reumatismo, problemas de tiroides, hipertensión y para decorar, iluminar y armonizar los rincones perdidos donde se estanca la energía.